St. Francis of Assisi Weekly Reflections

Transform into a 'NEW CREATION' with God

03-06-2016Weekly Reflections

When Israel fled to Egypt, God's chosen people began a journey into being a new creation—changing from a nation of free people, from being under the heel of Pharaoh to being in an intimate covenant with God, from eating manna in the desert to feasting on the fruits of the promised land. This journey took forty years and wasn't easy. When the Prodigal Son finally "came to his senses," he realized he would be better off back home as a hired worker than stealing slop from the pigs. A journey began from being lost to being found, from being "dead" to being a new creation. It did not take forty years, but how do you measure in time a journey that transforms the heart? The path to being a new creation can take forty years, forty days, forty minutes, or forty seconds. Sometimes it is an outer journey; it is always and inner one. Only with God's help is it possible. Jesus walks with us. Eventually we arrive at the celebration where our heavenly Father embraces us, welcoming us home.

What does it mean to you to be a "new creation"?

Transformate en una 'NUEVA CREACION' con Dios

Cuando Israel huyó a Egipto, el pueblo escogido de Dios comenzó el camino para llegar a ser una nueva creación—transformándose en una nación de hombres libres; de estar bajo el talón opresor del faraón pasó a estar en una alianza íntima con Dios, de comer el maná en el desierto pasó a comer los frutos de la tierra prometida, en espléndidos banquetes. Este viaje duró cuarenta años y no fue fácil. Cuando el hijo pródigo, finalmente, "recapacitó", se dio cuenta que sería mejor volver a casa como un trabajador contratado que robarle la comida a los cerdos. El viaje comenzó, y de estar perdido pasó a ser encontrado, de estar "muerto" pasó a ser una creación nueva . No tomó cuarenta años, pero ¿cómo se mide el tiempo en un viaje que transforma el corazón? El camino para ser una nueva creación puede tomar cuarenta años, cuarenta días, cuarenta minutos, o cuarenta segundos. A veces se trata de un viaje externo; pero siempre es uno interior. Sólo con la ayuda de Dios es posible. Jesús camina con nosotros. Eventualmente llegamos a la celebración en la que nuestro Padre celestial nos recibe y nos acoge.

¿Qué significa para ti ser una "nueva creación"?

BACK TO LIST