Catechumen

10-22-2017Liturgy CornerFr. Paul Turner © 2001 Resource Publications, Inc.

A catechumen is an unbaptized person preparing for baptism, confirmation, and communion. A catechumen is an apprentice—someone who is learning about the faith from those more experienced at it while practicing the faith to the extent possible. The word looks plural, but it is singular. A "catechumenate" is a group of catechumens; it is also the word for their formation.

Catechumens range in age. Some are adults; others are as young as children preparing for first communion. If Catholic parents want their infant to be baptized, the child does not become a catechumen first. A person becomes a catechumen by participation in the rite of acceptance into the order of catechumens.

Catechumens receive a sponsor to help them grow in the faith. They attend sessions to learn about Christianity. They participate in prayer with other catechumens and with the parish. A person may remain in the catechumenate a short or long period of time. It depends on how much formation they need. The word "catechumen" first appeared in the second century. Because those in formation were dismissed from the Eucharist after the Liturgy of the Word, the first part of the Mass used to be called "the Mass of the catechumens." For many centuries one of the solemn prayers on Good Friday has interceded on behalf of catechumens. Although they are unbaptized, engaged catechumens may have a Catholic wedding and deceased catechumens may have a Catholic funeral.

Catecúmeno

Un catecúmeno es una persona no bautizada que se prepara para el bautismo, la confirmación y la comunión. Un catecúmeno es un aprendiz, alguien que está aprendiendo acerca de la fe de aquellos con más experiencia mientras practica la fe en la medida de lo posible. La palabra parece plural, pero es singular. Un "catecumenado" es un grupo de catecúmenos; también es la palabra para su formación.

Los catecúmenos varían en edad. Algunos son adultos; otros son tan pequeños como los niños que se preparan para la Primera Comunión. Si los padres católicos quieren que su bebé sea bautizado, el niño no se convierte primero en un catecúmeno. Una persona se convierte en un catecúmeno mediante la participación en el rito de aceptación en el orden de los catecúmenos.

Los catecúmenos reciben un patrocinador para ayudarlos a crecer en la fe. Asisten a sesiones para aprender sobre el cristianismo. Participan en la oración con otros catecúmenos y con la parroquia. Una persona puede permanecer en el catecumenado por un período corto o largo de tiempo. Depende de la cantidad de formación que necesiten. La palabra "catecúmeno" apareció por primera vez en el siglo II. Debido a que aquellos en formación fueron despedidos de la Eucaristía después de la Liturgia de la Palabra, la primera parte de la Misa solía ser llamada "la Misa de los catecúmenos". Durante muchos siglos una de las oraciones solemnes del Viernes Santo ha intercedido en nombre de catecúmenos. Aunque no están bautizados, los catecúmenos comprometidos pueden tener una boda católica y los catecúmenos fallecidos pueden tener un funeral católico.

BACK TO LIST