Mark

12-10-2017Liturgy CornerFr. Paul Turner © 2000 Resource Publications, Inc.

Mark is the Gospel featured at Mass in Year B of the three-year cycle of Sunday readings. Notable exceptions occur during Advent, Christmas, Lent, Easter, and across five weeks in summer, when we hear the Bread of Life discourse from John. Mark is the shortest of the four Gospels. Mark was probably the first Gospel written. Parts of it appear in both Matthew and Luke, who also used other materials that do not appear in Mark. Because Mark included Jesus’ saying about the destruction of the Temple, a prediction fulfilled in the year 70, the date of composition is thought to be around then.

This Gospel never identifies its own author. An early tradition gave him the name Mark, a companion of Peter in Rome. Although the work may have been written in Rome by someone who heard the stories of Jesus (already being circulated), the name of its author is uncertain. The Gospel author writes with a sense of urgency. The audience who first received the book was probably a community of gentile Christians, which would account for the author’s frequent explanation of Jewish customs and Aramaic words.

Mark’s main point is to proclaim that Jesus is the Son of God. We hear the proclamation in the opening verse and again near the end, from the centurion at the cross. In the middle of the Gospel stands Peter’s declaration that Jesus is the Messiah. In the second half of the Gospel, Jesus predicts his passion, death, and resurrection three times. The earliest version of Mark ended with the news of the resurrection but without stories of Jesus’ appearances. Accounts of those events were later appended to Mark’s conclusion. Mark does not relate the story of Jesus’ birth. Mark is frequently symbolized as a lion, calling to mind the desert scene which opens the story.

Marcos

Marcos es el Evangelio presentado en la Misa en el Año B del ciclo de tres años de las lecturas del domingo. Excepciones notables ocurren durante Adviento, Navidad, Cuaresma, Pascua, y durante cinco semanas en verano, cuando escuchamos el discurso del Pan de la Vida de Juan. Marcos es el más corto de los cuatro Evangelios. Marcos fue probablemente el primer Evangelio escrito. Algunas partes aparecen tanto en Mateo como en Lucas, quienes también usaron otros materiales que no aparecen en Marcos. Debido a que Marcos incluyó el dicho de Jesús sobre la destrucción del Templo, una predicción que se cumplió en el año 70, se cree que la fecha de composición era más o menos la misma.

Este Evangelio nunca identifica a su autor. Una de las primeras tradiciones le dio el nombre de Marcos, un compañero de Pedro en Roma. Aunque el trabajo pudo haber sido escrito en Roma por alguien que escuchó las historias de Jesús (ya circuladas), el nombre de su autor es incierto. El autor del Evangelio escribe con un sentido de urgencia. La audiencia que primero recibió el libro fue probablemente una comunidad de cristianos gentiles, lo que explicaría la frecuente explicación del autor de las costumbres judías y las palabras arameas.

El punto principal de Marcos es proclamar que Jesús es el Hijo de Dios. Escuchamos la proclamación en el versículo inicial y nuevamente acerca del final, desde el centurión en la cruz. En el medio del Evangelio se encuentra la declaración de Pedro de que Jesús es el Mesías. En la segunda mitad del Evangelio, Jesús predice su pasión, muerte y resurrección tres veces. La primera versión de Marcos terminó con la noticia de la resurrección pero sin historias de las apariciones de Jesús. Esos eventos se agregaron más tarde a la conclusión de Marcos. Marcos no relata la historia del nacimiento de Jesús. Marcos frecuentemente se simboliza como un león, evocando la escena del desierto que abre la historia.

BACK TO LIST